El Genio

 

«Por ello, el gran Genio, -si es verdadero e innato y no meramente una expansión anormal de nuestro intelecto humano- nunca puede copiar o rebajarse a imitar, sino que siempre será original, sui generis en sus impulsos creativos y realizaciones. Como esos lirios gigantes de la India que brotan súbitamente, acunados por las nubes, en las grietas y fisuras de las desnudas rocas de las altas mesetas en los montes Nilgiri, así también el verdadero Genio necesita solamente una oportunidad para mostrarse en la existencia y florecer a la vista de todos en el suelo más árido, pues su sello es siempre inconfundible. Usando un dicho popular, el genio innato al igual que el crimen, saldrá a la luz tarde o temprano y cuanto más se haya querido suprimir u ocultar, mayor será el torrente de luz arrojado por su súbita irrupción.»

Del Artículo «El Genio», HPB. Lucifer noviembre 1889